«NADA ES CONSTANTE NI EN EL TIEMPO NI EN EL ESPACIO» Libro «Diseño Inteligente, El Mensaje de los Diseñadores» pg 232 (descarga gratuita en www.rael.org)
Artículo seleccionado por Rael Ciencia
Resumen: La fuerza electromagnética tiene un rol crucial en atar a los electrones al núcleo dentro de los átomos y proveernos con luz visible. Usando data del TMG (Telescopio Muy Grande), el electromagnetismo parece gradualmente incrementarse mientras más lejos vemos, mientras que hacia la dirección opuesta, gradualmente decrece. El modelo estándar de cosmología está construido bajo la teoría de la gravedad de Einstein la cual asume constancias de las leyes de la naturaleza. Pero el Universo puede no ser isotrópico.

Un reciente descubrimiento podría demostrar que una de las constantes esenciales del universo podría no ser tan constante como se suponía. Esto cambiaría la forma en que lo entendemos.

El informe dado a conocer el 28 de abril por Knowridge Science Report es intimidante. Allí se plantea que las leyes de la naturaleza no son tan constantes como se pensaba previamente. Los científicos que estudian la luz en uno de los quásares más alejados de la Tierra han descubierto que hay fluctuaciones en la fuerza electromagnética.

Lo extraño es que una constante universal no parece tan constante en los límites del universo observado, sino que esa variación ocurre solo en una dirección. Para algunos especialistas esto complica las cosas para quienes trabajan en una teoría física unificadora ya que una de las constantes cosmológicas parece no ser tan constante.

En un trabajo publicado en Science Advances por científicos de la Sydney – Australia’s Global University (UNSW) informó que cuatro nuevas mediciones de luz emitidas por un quásar a 13 mil millones de años luz de distancia han reafirmado estudios anteriores que habían encontrado pequeñas variaciones en la estructura fina constante.

Las fuerzas que construyen el universo

El profesor de UNSW, John Webb explicó que la constante estructura fina es una medida del electromagnetismo, una de las cuatro fuerzas fundamentales en la naturaleza (las otras son la gravedad, la fuerza nuclear débil y la fuerza nuclear fuerte). Esta constante es un número adimensional e involucra la velocidad de la luz, algo llamado constante de Planck y la carga de electrones. Y relaciona a esas cosas.

Ese número se usa para medir la intensidad de la fuerza electromagnética, que mantiene a los electrones girando alrededor del núcleo de todos los átomos del universo. De otra forma la materia se separaría. Y hasta hace poco tiempo, se creía que era una constante del espacio y el tiempo en el universo.

En los últimos veinte años Webb había notado anomalías en esa constante, descubriendo que la fuerza electromagnética es ligeramente diferente de acuerdo a la dirección del universo que se la mida. Esa variación no solo depende de la dirección en la que se la mida, sino del tiempo.

Pistas en un universo extraño

Después de descartar errores en las mediciones o en los equipos, Webb se concentró en los quásares más distantes, ya que era una forma de medir el comportamiento del universo casi en sus orígenes. Lo de orígenes es una forma de decir: serían unos 1000 millones de años luz luego del momento inicial. Pero en ese momento no existían galaxias ni planetas a que era un universo totalmente diferente.

quasar

Las mediciones parecen estar demostrando que existe una direccionalidad en el universo, variando algunas leyes físicas en función de esa dirección. Esto podría demostrar que el universo tiene dos polos, como tener una especia de norte – sur. Las preguntas que nacen de esta posibilidad son enormes, como sugerirnos que las leyes del universo que conocemos no podrían ser totalmente iguales en otros puntos del mismo.

Otro equipo en los Estados Unidos que trabaja de manera completamente independiente hizo observaciones sobre los rayos X que parecían alinearse con la idea de que el universo tiene algo de tipo de direccionalidad. Esta idea complementa el trabajo de Webb.

Tal vez esas pequeñas diferencias hacen que la vida se haya desarrollado en un rincón del universo donde el equilibrio es el correcto. Cualquier leve cambio haría imposible la vida como la conocemos. Este tipo de descubrimientos van incluso más allá que las teorías de Einstein que pensó un universo con algunas constantes inalterables.

 

X