Comentario de MAITREYA RAEL:
“Eso es como decir que las imágenes de los campos de concentración Nazi no deberían ser publicadas ya que podrían incitar a hostilidades alrededor del mundo hacia los ciudadanos alemanes…”

https://mundo.sputniknews.com/america_del_norte/201703311068011818-washington-tribunal-carcel-tortura/

La Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia, Estados Unidos, revocó una orden judicial de publicación de varias horas de filmaciones de la alimentación forzosa del exprisionero de Guantánamo, Jihad Ahmad Deyab.

“Esto significa que el público nunca podrá ver esos vídeos”, dijo a Sputnik el jurista Jon B. Eisenberg, quien representó a Jihad en esta demanda, encabezada por 16 grandes medios de comunicación de Estados Unidos y Gran Bretaña.

El Tribunal de Apelaciones sostuvo que esas imágenes, que muestran la extracción a la fuerza de la celda de Jihad, su colocación en una silla inmovilizante y la alimentación mediante sonda nasogástrica, están clasificadas como confidenciales porque su divulgación puede poner en peligro la seguridad nacional.

Los derechos a la libertad de expresión que garantiza la Primera Enmienda de la Constitución se ven superados por la preocupación de que la publicación de estos vídeos pueda poner en peligro a las tropas estadounidenses y encender acciones hostiles contra el país, consideró el tribunal.

La alimentación forzosa fue practicada a Deyab durante alguna de las varias huelgas de hambre que llevó a cabo mientras estuvo preso en Guantánamo, entre 2002 y 2014, al igual que a decenas de otros prisioneros.

En el transcurso de una demanda de Deyab contra la alimentación forzosa, el Gobierno de Estados Unidos entregó a la jueza Gladys Kessler los vídeos.

De inmediato, 16 grandes medios de comunicación, junto a Deyab, solicitaron que se hicieran públicos.

La magistrada accedió al pedido de publicación con una edición previa para no revelar la identidad del personal militar involucrado.

La orden de Kessler estaba pendiente de esta apelación solicitada por Washington.

Deyab fue liberado en diciembre de 2014 y desde entonces vive en Uruguay.

X