Guía honoraria desde el 22 de Julio, 2004, por su constante apoyo al director de cine Michael Moore y por sus opiniones liberales. Unos días antes de su nominación, le fue negada la aparición en el Casino Aladdin de Las Vegas, después de que dedicara la canción «Desperado» a Moore y que pidiera a su audiencia que viera la película Fahrenheit 9/11, su última película. En su dedicatoria, Ronstadt describió a Moore como «un patriota difundiendo la verdad». La dedicatoria enfurió a muchos de la audiencia, que volcaron sus bebidas deliberadamente, rasgaron posters y pidieron que se les devolviera el dinero. Según un portavoz de Aladdin, un 25 por ciento de la audiencia de 4.500 personas se levantó y marchó antes de que la actuación hubiera terminado.