Guía honoraria desde el 9 de Marzo, 1992, después de que rompiera una foto del Papa en un programa de televisión en directo, para protestar sobre el papel de la iglesia en la ocultación del abuso a menores perpetrado por los sacerdotes.