¡Es el más potente que se ha detectado en la historia! Pero gracias al campo magnético de la Tierra, estamos protegidos de estos rayos cósmicos, mas no los astronautas en el espacio cuya alta exposición a la radiación conlleva riesgos de salud y afecta su ADN.
Nota: Maitreya Rael confirmó en el pasado, que Amaterasu es una mujer profeta de los Elohim,. En la mitología japonesa es considerada una deidad solar.