MAITREYA RAEL: “Laurent Gbagbo, a la izquierda, era el Presidente democráticamente electo de Costa de Marfil y fue removido del poder por la fuerza en un sangriento ataque por el ejército francés y transferido a un Tribunal Internacional de Justicia por presuntos “Crímenes contra la Humanidad”… y finalmente sólo aplazaron el juicio… porque la acusación no podía encontrar alguna prueba de crimen. Él debió sólo haber sido hallado inocente y liberado, pero Francia presionó al TIJ para aplazar el juicio hasta que ellos encuentren (o fabriquen) prueba de culpabilidad. ¡Vergüenza sobre el neo-colonialismo de Francia!”

https://www.facebook.com/LIBEREZ.GBAGBO.AAA/photos/a.202912793062533.46695.202840013069811/585590048128137/?type=3&theater

Presidente Electo de Costa de Marfil pide ayuda a Francia y ONU

El presidente electo marfileño, Ouattara, hizo el llamado a través de sus abogados franceses. Refleja las dificultades de los hombres de Ouattara para acabar con la resistencia de los milicianos fieles al presidente saliente Laurent Gbagbo, que en las últimas horas parecen haber ganado terreno en Abiyán, la capital económica de Costa de Marfil.

El texto exhorta a Naciones Unidas y a las autoridades francesas a que “eliminen sin más tardar el armamento pesado, neutralicen a los milicianos de Gbagbo que constituyen una fuerza de ocupación ilegal, y entreguen a la justicia al candidato perdedor”.
Hasta el momento ni la ONU ni los franceses han reaccionado a ese pedido pero hasta ahora venían insistiendo en que su misión no era derrocar a Gbagbo.

El presidente saliente se resiste más de lo esperado. Sus fuerzas controlaban hoy los barrios de Plateau, en el centro de Abiyán y donde está ubicado el palacio presidencial, y de Cocody, donde está atrincherado Gbagbo en su residencia. En esas áreas volvieron a escucharse hoy disparos, sin que se sepa su procedencia.

La Onu aseguró que los hombres de Gbagbo habían atacado durante una hora el hotel del Golf, donde el presidente electo ha instalado provisionalmente las oficinas de su gobierno. Este domingo la población huía de esa zona, mientras las fuerzas de Ouattara intentan mantener la seguridad en el resto de la capital económica marfileña. La batalla de Abiyán no ha terminado.

X