Devuelta a Arabia Saudí cuando huía del machista sistema de tutela.

Comentario de MAITREYA RAEL:
“La organización de las Naciones Unidas y el mundo entero deben estar avergonzados de dar a Arabia Saudita la presidencia de la protección de los Derechos Humanos de las mujeres. ¿Y cómo pueden las autoridades filipinas detenerla? ¿Es ese un país musulmán cómplice de Arabia Saudita mientras pretende ser cristiano? ¡Boicoteen el turismo a Filipinas y los productos de este país!”

Leer más