Comentario de MAITREYA RAEL:
“¡Cuando era un pequeño niño disfrutaba tanto mi muñeca! Dormía todas las noches con ella…”

http://www.taringa.net/posts/ciencia-educacion/17441614/Notas-cientificas-interesantes.html

El camión de juguete cuidadosamente envuelto bajo el árbol de Navidad podría ser mejor reemplazado con un muñeco.
Esto es según un estudio que afirma que los bebés varones pueden preferir jugar con una Barbie que con un camión Tonka.
La investigación en la Universidad de Western Sydney sugiere que esto es porque los niños, por lo menos hasta los 5 meses, prefieren los objetos con rostros sobre las máquinas.

Como parte del estudio, a los bebés de cuatro y cinco meses de años de edad, se les mostraron fotografías de hombres y mujeres humanos y muñecas, así como de coches y estufas.
Luego, los investigadores midieron el tiempo que su mirada se detuvo en los objetos, y se calcularon sus preferencias.
El estudio, publicado en la revista Journal of Experimental child Psychology, encontró que al igual que las bebés, los bebés estaban más dispuestos a comprometerse con muñecas que con los coches.
Según la Dra. Paola Escudero que encabezó el estudio: “Todo el mundo ama a comprar muñecas para las niñas y los coches y los carros de bebé para los niños, pero eso es simplemente lo que hacemos. ”
“Este conocimiento común se apoya en estudios anteriores encontrando que los niños de tres años de edad, prefieren jugar con juguetes de transporte y de la construcción, mientras que las niñas prefieren jugar con muñecas.
Un estudio de la Universidad de Harvard hace dos años afirmó que las niñas juegan con muñecas porque están programadas para eso, no por ningún estereotipo sexual.
Se encontró que los chimpancés jóvenes, gustan de los juegos al igual que a sus homólogos humanos.
Aunque tanto los chimpancés machos y hembras juegan con palos, las muchachas chimpancés tratan a los palos como muñecas, copiando a sus madres,en el cuidado de los bebés.

Los hallazgos sugieren que las niñas juegan más con muñecas que los chicos no por socialización sexual estereotipada sino debido a predilecciones biológicas.
“Sin embargo, con el uso de la tecnología de seguimiento ocular, encontramos que estas preferencias específicas de género no están presentes a los cinco meses, lo que indica que son el resultado de cambios fisiológicos, el desarrollo cognitivo o la presión social “, dijo la Dra. Escudero.
Si bien la investigación de la Dra. Escudero proporciona nueva evidencia científica para la conexión física de los bebés a las muñecas, el debate acerca de lo que hace que el interruptor del género sea lanzado en los niños de más edad sigue siendo muy disputado.
“Se necesita más investigación para llenar la brecha entre cinco los meses y los tres años de edad para determinar si se trata de la naturaleza o la crianza lo que desencadena en los niños pequeños varones el interés en automóviles y camiones y otros juguetes asociados estereotípicamente con el sexo masculino.
X