Está bien tomarse fotos si eres revolucionario con ellas, enviando un mensaje poderoso que capte la atención y cuestione el status quo… pero la mayoría de personas no tienen idea de lo que pasa en el mundo mientras buscan satisfacer su obsesión de “likes” en sus vidas vacías, mientras el mundo se destruye delante de sus narices y las élites sacan provecho de esta inconsciencia colectiva…