Comentario de MAITREYA RAEL:
«¿Qué dirán los alarmistas climáticos quienes afirmaron que el calentamiento global era responsable por las inundaciones de Venecia? La verdad es que los ciclos naturales siempre han sucedido. Todos estos fanáticos del «calentamiento global» viven en áreas donde la vida sería imposible si los calentamientos globales naturales no ocurriesen luego de las glaciaciones del pasado. Los seres humanos deben aprender humildad cuando son confrontados con el orden natural y los ciclos naturales en lugar de crear culpabilidad entre las nuevas generaciones por usar la ciencia y la tecnología. Esparcir falsas creencias que los cambios en el clima son creados por las actividades humanas pueden solo crear ansiedad entre las jóvenes generaciones y ralentizar los progresos científicos.»
https://www.diariojornada.com.ar/263533/paismundo/venecia_paso_de_la_inundacion_a_tener_sus_canales_secos/
Los famosos canales de Venecia perdieron agua al punto de que en muchos de ellos ya ni siquiera se puede navegar, luego de haber padecido crecidas que afectaron al casco histórica de la ciudad italiana.

Se trata de una estampa muy distinta a la que buscan los miles de turistas que viajan con la ilusión de dar un romántico paseo en góndola, subraya La Vanguardia, en España.

En materia de estadísticas, este es el segundo año consecutivo en que la ciudad ha visto niveles de marea históricamente bajos.

El Gran Canal, uno de los principales corredores de tráfico de Venecia, permanece abierto para los autobuses acuáticos de la ciudad, que habían sido desviados de los canales más pequeños.

Anteriormente el gran problema habían sido las inundaciones por mareas altas, pero ahora la baja ha sido de unos 60 centímetros.

En 2016, los niveles de agua habían caído en 66 centímetros, mientras que en 2008 y 1989 los niveles disminuyeron a 90.

Esta marea excepcionalmente baja podría ser consecuencia, según la prensa italiana, del fenómeno astronómico de la superluna azul de sangre, que se pudo observar esta semana en diversos puntos del planeta.

No obstante, la prensa también apunta que se trata también de un signo de la negligencia con la que las autoridades han mantenido el centro histórico durante al menos un siglo.

Cuando la ciudad tenía más habitantes y menos turistas, los canales se limpiaban del exceso de lodo y casi siempre eran navegables, afirma ‘La Nuova di Venezia’

X