Comentario de MAITEYA RAEL:
“Un gran líder legendario así como el Che Guevara quien se atrevió a resistir el imperialismo estadounidense.”

https://actualidad.rt.com/actualidad/215989-fotos-fidel-castro-hielo-siberia-urss

En 1963 el líder cubano llegó por primera vez a la Unión Soviética en una visita que duró 38 días. Vea algunas imágenes de aquel histórico viaje en el que Fidel Castro descubrió una realidad desconocida.

El líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, ha celebrado este sábado su 90.º cumpleaños. Con este motivo, RT recupera una serie de fotos históricas de su primera visita a la URSS, que duró 38 días, desde finales de abril hasta principios de junio del año 1963, por invitación del mandatario soviético Nikita Jrushchov.

Una cálida bienvenida

Fidel Castro partió hacia la URSS en medio del mayor secretismo el 26 de abril de 1963. Su avión, que despegó clandestinamente de La Habana, no aterrizó en la capital soviética, sino que lo hizo en Múrmansk, en el norte. Allí lo primero que hizo Fidel fue visitar la base de submarinos soviéticos de Severodvinsk.

El líder cubano fue entonces el único extranjero al que se le permitía poner un pie en un submarino nuclear soviético. Los militares incluso colocaron un misil nuclear en posición de ataque para mostrar las posibilidades reales del aparato. Castro quedó impresionado viendo el potencial de la tecnología militar soviética.

Desde allí Castro emprendió un recorrido por distintas repúblicas de la URSS, por más que ningún otro líder extranjero en la época soviética. Allí donde iba el líder cubano recibía una cálida bienvenida del pueblo soviético.

Un paseo por la taiga siberiana

En Siberia el tren del líder revolucionario cubano quedó rodeado por leñadores que, de alguna manera se habían enterado que Castro estaba en su región y se negaron a retirarse antes de verlo con sus propios ojos. Fidel escuchó ruido fuera y salió a ver qué pasaba con una camisa puesta en pleno invierno siberiano. Para que Fidel no cogiera una pulmonía, los hombres le ofrecieron una cálida chaqueta acolchada. Castro quedó tan impresionado que quiso darles algo a cambio, pero solo encontró tres cigarros en el bolsillo de su pantalón.

Durante su visita al lago Baikal, Fidel Castro se hospedó en la casa de unos geólogos con los que pasó unas horas pescando y hablando. De repente, en la casa apareció un hombre con un cachorro de oso en brazos. El hombre explicó que había viajado a través de la taiga para ver al líder revolucionario cubano en algún acto público en la región y le ofreció su osito como regalo. El animal, que el líder revolucionario llamó Baikal, viajó a Cuba. Pese a que fueron creadas todas las condiciones necesarias en la residencia del líder cubano para su mantenimiento, el animal murió varios años más tarde, incapaz de adaptarse al clima cálido del Caribe.

X