En las ciudades de: México, Toluca, Guadalajara, Puebla, Zacatecas y Tuxtla Gtz. Se celebró el día del Paraísmo. Donde los raelianos explicaron a las personas y trabajadores de las marchas en cada ciudad, que si los seres humanos adoptamos el Paraísmo, podemos construir una sociedad sin trabajo ni dinero, es decir, un sistema donde los seres humanos son libres de hacer solo lo que verdaderamente disfrutan: jugar, crear, meditar, flo​recer y, por supuesto, hacer el amor – libres de todo prejuicio y culpabilidad.  

El Paraísmo es un sistema político que se parece al comunismo pero no tiene “proletariado”. En un sistema paraista, los robots, nanobots y las computadoras ocupan el lugar del proletariado o mano de obra. El Paraismo se basa en las nuevas tecnologías, tales como la robótica, la ingeniería genética y las nanotecnologías. Toda la producción, herramientas, servicios y recursos que pueden ser eficientes sin que un solo humano se involucre, pueden nacionalizarse. La nacionalización de toda la producción, servicios y herramientas que los robots proveen, hacen que el dinero sea obsoleto debido a que estos productos, servicios y herramientas pueden ahora ser gratuitos. El comunismo falló porque la existencia misma del proletariado creó unas ineficiencias. Sin el aliciente de un beneficio financiero, la población no tenía incentivos para trabajar con esmero, ni para aportar soluciones creativas. La producción automatizada elimina este problema ya que las computadoras y los robots pueden ser programados para que sean eficientes al 100%. Es más, estos pueden ser más productivos y activos que los seres humanos debido a que no necesitan descansar, dormir, o tomarse unas vacaciones. En un sistema paraisista, los políticos electos solo trabajan porque sienten devoción por la humanidad. Estos no tienen ninguna ventaja financiera ni poderes.

Para más información sobre el Paraismo visita la página www.paradism.org

X