Comentario de MAITREYA RAEL:
“Excelente y pacífica sanción económica por albergar el enorme arsenal estadounidense amenazando tanto a China y Rusia bajo el disfraz de ser enviado para proteger a Corea del Sur de Corea del Norte.”

https://www.clarin.com/…/china-refuerza-boicot-corea-sur-es

https://www.clarin.com/mundo/china-refuerza-boicot-corea-sur-escudo-antimisiles_0_r1g1JLJie.html

REPRESALIAS POR LA INTEGRACIÓN MILITAR ENTRE WASHINGTON Y SEÚL

Entre otras medidas, devolvieron productos de belleza surcoreanos y trabaron el turismo de ciudadanos chinos.

Los cosméticos, el turismo y hasta la industria de la música pop. Cada vez son más los sectores de la economía surcoreana que China boicotea en respuesta a la instalación en Corea del Sur del escudo antimisiles estadounidense Thaad esta semana.

Los gigantes de la cosmética están entre los primeros afectados: más de mil toneladas de productos de belleza fueron devueltos en los últimos meses desde China, país al que Corea del Sur exporta casi el 40%de su producción de maquillajes y cremas. Amore Pacific y Kolmar, las principales empresas del sector, perdieron entre un 35% y un 50% de su valor desde que Washington y Seúl decidieron en julio seguir adelante con los planes de instalar el Thaad.

El escudo antimisiles preocupa especialmente a Beijing porque además de derribar posibles amenazas de Corea del Norte, tiene la capacidad de detectar lanzamientos chinos.

Por si quedaban dudas de que el escudo es el principal punto de fricción, China organizó hoy una protesta contra la cadena surcoreana de supermercados Lotte, caída en desgracia desde que la semana pasada traspasó al gobierno en Seúl los terrenos para el Thaad.

“Fuera de China”, gritaban hoy los manifestantes chinos ante un supermercado Lotte en Beijing. Desde la semana pasada, más de la mitad de los 99 supermercados que Lotte tiene en China han sido temporalmente cerrados por supuestas vulneraciones de la normativa.

Hasta la decisión de instalar el escudo, China y Corea del Sur disfrutaban de una intensa relación comercial y diplomática. Pero Beijing no está conforme con la mayor integración militar entre Seúl y Washington y también ha tomado la represalia de prohibir sus películas: los estrenos surcoreanos en los cines chinos pasaron de sumar tres o cuatro al año a absolutamente ninguno en 2016. Como los recitales en China de los grupos de K-Pop, como se conoce al característico pop surcoreano, en gran parte cancelados.

Seúl está analizando quejas ante la Organización Mundial del Comercio y armando gabinetes de crisis en su embajada en Beijing. El boicot le ha hecho darse cuenta de la enorme dependencia que tiene con el gigante asiático: la economía surcoreana es eminentemente exportadora (las exportaciones explican el 50% de su PBI) y la mayoría de esas ventas al exterior tienen China como destino:nada menos que una cuarta parte.

China también se ha metido con el intercambio de servicios. Beijing ya denegó permisos a aerolíneas surcoreanas para operar vuelos chárter en el país y la semana pasada ordenó a las agencias de viaje que dejaran de vender viajes a Corea del Sur.

El resultado ya es visible en las calles de Seúl, de donde han desaparecido los nutridos grupos de turistas chinos: el 40%de los visitantes procede de China. Los hoteles hablan de cancelaciones en bloque y de caídas en sus niveles de ocupación y los comercios que viven de las compras chinas empiezan a resentirse.

i los peores temores se hacen realidad, Corea del Sur perdería la mitad de sus turistas chinos anuales, unos cuatro millones de personas. Su cuenta de servicios dejaría de ingresar más de US$9.600 millones en 2017. “Los grandes grupos que compran los paquetes que autoriza el gobierno chino han desaparecido por completo”, dijo una funcionaria del servicio de información turística, en la plaza Gwanghwamun de Seúl.

X