La verdad sobre nuestros orígenes. Escucha al mensajero del infinito.
Traducción oficial al español:
MAITREYA RAEL: Era periodista a Clermont Ferrand durante unos 15 años y una mañana tomé mi auto para ir a la oficina para llegar, el 13 de diciembre de 1973, y llegué a un volcán que se llama Puy de Lassolas, no sé por qué salí de mi auto y continúe a pie hasta el centro del cráter donde vi una luz blanca muy violenta, una luz intermitente y luego una máquina descendió, tenía una forma de una campana muy aplanada, de un metal plateado muy brillante, que se detuvo a unos 30 metros. Una puerta se abrió, un ser vino hacia mí.
Entrevistador: ¿Cómo era?
MAITREYA RAEL: Era pequeño, no traía un centímetro conmigo, alrededor de 1 metro 40, muy parecido a los hombres, con unos ojos de forma de almendra, muy jaladitos, y este ser se acercó a mí, tenía los cabellos negros, la piel… entre [la piel] de los asiáticos y los europeos, no como nosotros, tampoco como los asiáticos, un poquito entre los dos.
Entrevistador: ¿Le habló?
MAITREYA RAEL: Me habló, en francés, porque era el único idioma que hablaba en ese entonces..
Entrevistador: ¿Qué le dijo?
MAITREYA RAEL: Me dijo, dijo mi nombre, sabía mi nombre, mi situación familiar, sabía todo, sabía mi profesión y me pidió que lo siga para darme este Mensaje extraordinario que divulgo ahora desde hace 15 años.
Entrevistador: Le pidió que lo siguiera ¿a dónde?
MAITREYA RAEL: Dentro del aparato que se había estacionado al lado, subí por la pequeña escalera, me senté en uno de los dos sofás que había en el interior y entonces me habló de este Mensaje que cambia tantas cosas.
Entrevistador: ¿Cuánto tiempo se quedó en el aparato?
MAITREYA RAEL: Me quedé 6 veces, una hora.
Entrevistador: ¿Todo un día?
MAITREYA RAEL: Una hora por día, 6 días seguidos, una hora por día.
Entrevistador: ¿No partió?
MAITREYA RAEL: No, no durante el primer contacto. Después sí, hubo otro contacto en 1975, el 7 de octubre de 1975, con la misma persona y ahí sí fui en el aparato con él.
Entrevistador: ¿A dónde?
MAITREYA RAEL: Al planeta en donde vive. Y es un planeta donde… no da ganas de volver… si hubiera tenido la alternativa, no hubiera regresado a la Tierra. Entrevistador: ¿Qué quiere decir? ¿Quiere decir que fue elegido, por ellos?
MAITREYA RAEL: En efecto
Entrevistador: Cómo los… ¿No tienen un nombre?
MAITREYA RAEL: Los Elohim, son Los Elohim
Entrevistador: Elojin
MAITREYA RAEL: Elohim. E-L-O-H-I-M
Entrevistador: Y lo llevaron a su planeta. ¿Se quedó cuánto tiempo?
MAITREYA RAEL: Me quedé solamente un día.
Entrevistador: Un día… no está nada mal todo un día, mucha gente hubiera…
MAITREYA RAEL: Un día y además no quería regresar.
Entrevistador: ¿Cómo pasó ese día con ellos? ¿Comió con ellos?
MAITREYA RAEL: Pude comer con ellos, pude ver su tecnología.
Entrevistador: Sus muebles, su comida…
MAITREYA RAEL: Necesitaría horas para hablar de todo esto, yo hablo un poco de esto en mi libro.
Entrevistador: Puede dármelo que me gustaría mostrarlo…
MAITREYA RAEL: Sí. Se llama “El Libro que dice la Verdad”… que viene de sobrepasar los 100,000 ejemplares [de ventas], traducido en 14 idiomas y divulgado en 22 países, y ahora tenemos más de 20,000 miembros, entre ellos científicos y religiosos, gente que me ayuda a divulgar este Mensaje.
Entrevistador: ¿Científicos?
MAITREYA RAEL: Sí, porque el presidente de nuestro Movimiento en Francia es Marcel Terrusse, que es un científico, un ingeniero químico y que se ocupa excelentemente de este Movimiento. Nosotros tenemos un objetivo…
Entrevistador: Tienen un Movimiento que se llama ¿los Raelianos?
MAITREYA RAEL: El Movimiento Raeliano, efectivamente.
Entrevistador: ¿Cuántos miembros tienen?
MAITREYA RAEL: Tenemos 20,000 miembros en el mundo, alrededor de 4,000 en Francia y es un movimiento con el objetivo de hacer conocer este Mensaje, pero tenemos un objetivo aún más fantástico, la misión que me dieron: Construir una Embajada, en donde ellos llegarán y donde la prensa mundial será invitada, espero que usted esté ahí y donde igualmente los gobiernos mundiales estarán.
Entrevistador: Regresemos un poco al tema de su viaje a este planeta, porque eso es algo fuera de lo ordinario. Usted vivió un día con ellos, es que hubo algo que lo impactara, no sé, yo hablaba de los muebles, la comida… disculpe esta pregunta, pero tal vez usted tuvo ganas de ir al baño… es que tiene cosas diferentes a las nuestras, los baños, cosas como éstas…
MAITREYA RAEL: Lo más impresionante no fue eso, lo más impresionante que me impactó fue su capacidad de manipular la genética, es decir, retiraron una célula de mi cuerpo, una célula de la frente, la pusieron en una máquina, y en unos minutos hicieron una copia, otro ser parecido a mí. Eso es… algo impresionante.
Entrevistador: ¿Está seguro que es usted quien está aquí y no su copia?
MAITREYA RAEL: Lo dejo con la duda…
Entrevistador: Rael, usted dice que Jesús sería el hijo de un extraterrestre y una terrícola.
MAITREYA RAEL: En efecto, porque el Mensaje dado a la Humanidad, el Mensaje dado originalmente por los Elohim es así: Un día los seres humanos de la Tierra, van a adquirir conocimiento suficiente, van a descubrir la genética, van a descubrir la tecnología que les va a permitir de ir a otros planetas, nosotros mismos nos volvemos extraterrestres porque salimos de la Tierra, no hay nada excéntrico en todo esto, estamos yendo a otro planeta, entonces cuando llegue el momento en donde el humano pueda hacer todo esto, será necesario que haya un indicio de lo que los Elohim realizaron al principio, es por eso que dieron el Antiguo Testamento, que prueba lo que hicieron, el Antiguo Testamento fue conservado por el pueblo Judío, celosamente, entonces fue necesario enviar a alguien para que pueda ser divulgado en la Tierra.
Entrevistador: Usted.
MAITREYA RAEL: Fue Jesús, que es el hijo de un extraterrestre y de una hija de la tierra. Es por eso que Jesús decía: ‘’Mi padre que está en los cielos’’. Él no fue concebido por el espíritu santo.
Entrevistador: Y usted fue escogido por los Elohim como su mensajero en la Tierra, lo escogieron, y esto lo dice usted, lo escogieron porque lo que buscaban era un ser inteligente, abierto, de pensamiento libre…
MAITREYA RAEL: Efectivamente
Entrevistador: Puedo hacerle una pregunta sobre la cruz, una mezcla perversa, si puedo decirlo así, entre la cruz gamada y la estrella de David. ¿Puede explicar su significado?
MAITREYA RAEL: Este símbolo es el símbolo de Los Elohim, que lo encontramos también en el Libro de los Muertos del Tibet y que podemos encontrarlo en cualquier librería, y no estoy aquí para hacerle publicidad pero es el Bardo Thodol. Es el símbolo más antiguo que existe sobre la Tierra y que representa el infinito en el espacio y en el tiempo y que no tienen nada que ver ni directa ni indirectamente con el pueblo Judío, y que evidentemente no tiene nada que ver en lo absoluto con el criminal Nazi que existió hace algunos años.
Entrevistador: ¿Qué les pide a los adeptos de su Movimiento? Por ejemplo, sé que deben contribuir el 10% de su salario a su organización.
MAITREYA RAEL: Sí, efectivamente y además, hay muchos que son felices porque al seguir las enseñanzas que se encuentran en el Mensaje, pueden multiplicar su salario por 2 o 3, entonces el 10% no es mucho. Y estoy seguro que se dio cuenta que contribuyen al Movimiento, he insisto en eso porque pueden comenzar a decir: ‘’Mira, se encontró una manera fácil para hacer dinero’’. El Movimiento no paga ningún salario, lo que pueden verificar y es verificable.
Entrevistador: También practican la Meditación Sensual.
MAITREYA RAEL: La Meditación Sensual es una técnica de relajación que es enseñada por los Elohim, que me la trasmitieron y que permite de entrar en armonía. Usted sabe que el hombre…
Entrevistador: Puedes descubrir tu cuerpo, los sonidos, vivir los sonidos.
MAITREYA RAEL: El tacto…
Entrevistador: ¿Las caricias?
MAITREYA RAEL: Las caricias, por supuesto.
Entrevistador: ¿Se les puede ir de las manos? ¿De vez en cuando?
MAITREYA RAEL: Si a la gente se les va las manos, eso lo hacen en privado. No es organizado.
Entrevistador: No es organizado.
MAITREYA RAEL: Efectivamente, efectivamente. E igualmente puedo decirle que el 7 de Octubre (19)76 tuvimos un encuentro, una reunión con todos los miembros del Movimiento y exactamente a las 3 de la tarde, era un aniversario, un encuentro, dos aparatos aparecieron y unos copos caían de arriba, y tengo testigos en esta sala, que estaban ahí, yo no estaba solo, Si usted desea, Philippe Levoid estaba ahí, él puede dar su testimonio.
Entrevistador: No… no, no es necesario…
X