[Nota de Prensa Mundial]

El Movimiento Raeliano Internacional (MRI) recientemente emitió una declaración expresando su oposición total a la vacunación obligatoria ya que es “claramente una violación de nuestra libertad individual y derecho a elegir,” declaró Brigitte Boisselier, PhD, vocera del Movimiento Raeliano.

Para este fin, Rael – líder espiritual y fundador del MRI – explicó que él no estaba necesariamente en contra de las vacunas por su misma naturaleza ya que pueden demostrarse útiles en ciertos casos y en respuesta a situaciones específicas, pero solo después de seguir las recomendaciones del médico personal de uno y siempre con el completo consentimiento informado de quien la recibe.

“El derecho a hacer lo que sea que elijamos con nuestro propio cuerpo es uno de los muchos principios de la filosofía Raeliana”, añadió Boisselier.

En su libro del 2003 “Sí a la Clonación Humana”, Rael escribió, “Es el derecho de las personas quienes quieren disfrutar de los frutos del progreso científico y beneficiarse de ellos. Nosotros, Raelianos, creemos que la ciencia debe ser nuestra religión ya que la ciencia salva vidas mientras que la religión y superstición matan. Debe, sin embargo, ser la libertad de las personas el decidir si ellas quieren beneficiarse o no de cualquier avance científico.”

“Esta declaración fue emitida en un tiempo cuando la mayoría de las personas rechazaban la clonación humana como también cualquier procedimiento de mejora humana como las defendidas por los transhumanistas y los Raelianos,” dijo Boisselier. “La voluntad de la mayoría nunca debe de triunfar sobre los derechos individuales. Esto significa que incluso si una mayoría de personas solicita que la vacuna del Covid19 se vuelva obligatoria, los derechos individuales y el libre albedrío deben siempre ser respetados y protegidos en cualquier situación y a toda costa,” añadió.

La vocera declaró que ejemplos recientes de derechos individuales incluyen el derecho a abrazar y el derecho a no usar una mascarilla en público si uno así lo elige.

“No importa qué, debemos tener el derecho a usar lo que queramos, comer lo que queramos, tener relaciones sexuales consensuadas con quien sea que elijamos, recibir o rechazar cualquier medicación o cuidado médico, elegir morir, elegir arriesgar nuestra vida, elegir nuestra religión, y la lista sigue y sigue, lo cual claramente ilustra hasta qué punto nuestra sociedad está dispuesta a ir para así imponer restricciones y limitaciones a nuestros sacrosantos derechos individuales,” continuó Boisselier.

Vale la pena notar que el Movimiento Raeliano defiende los derechos individuales, los derechos humanos, el libre albedrío y la libertad de expresion, y las enseñanzas de Rael usualmente nos recuerdan de qué tan vital es el siempre luchar por estos derechos,” concluyó Boisselier.

 

X