Comentario de MAITREYA RAEL:
“¡Otra mala noticia para las religiones primitivas de la edad de piedra que condenan la homosexualidad! Entonces luego de las focas sodomizando pinguinos ahora son los pinguinos mismos quienes son “desviados sexuales”… ¡Wow su dios todo poderoso les está enseñando una lección dura a través de la naturaleza! ¡Hablando sobre happy feet”

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2012/06/120610_estudio_pinguinos_sexuo_rg.shtml

Más de un siglo después de su elaboración, sale a la luz una descripción de las inusuales actividades sexuales de los pingüinos, escrita durante la expedición del Capitán Scott a la Antártida.

Los pingüinos adelia, o Adelaida, viven en la Antártida.

Un artículo sobre los pingüinos adelia realizado por el oficial médico del Capitán Scott, George Levick, devela prácticas homosexuales, intentos de aparearse con crías y hasta con hembras muertas por parte de lo que él describió como “machos depravados”.

Las descripciones eran tan escandalosas que quedaron ocultas. Pero ahora los científicos entienden por qué el explorador consideró depravados aquellos comportamientos.

El Museo de Historia Natural de Londres acaba de publicar una versión completa del estudio inédito.

Levick, un ávido biólogo, era el oficial médico en la malograda expedición del capitán Scott “Terra Nova” al Polo Sur en 1910.

Fue un pionero en el estudio de los pingüinos y la primera persona en pasar una temporada de cría con toda una colonia en el remoto Cabo Adare.

El explorador tomó nota de muchos detalles de la vida de los pingüinos adelia, pero algunas de las actividades de estos animales eran demasiado explícitas para la sensibilidad de estilo eduardiano del doctor.

Según consta en el artículo, el científico quedó escandalizado por lo que describió como actos sexuales “depravados” de machos “vándalos” que se apareaban con hembras muertas.

Tan horrorizado quedó que describió las “pervertidas” actividades en griego para que les resultaran inaccesibles al lector medio.

A su regreso a Reino Unido, Levick intentó publicar un documento titulado “La historia natural de los pingüinos adelia”, pero de acuerdo con Douglas Russell, especialista en huevos y los nidos del Museo de Historia Natural, era demasiado fuerte para la época.

“Él presentó un extraordinario relato gráfico de la conducta sexual de los pingüinos de Adelia, pero el mundo académico de la era post-eduardiana lo halló un poco difícil de publicar”, señala Russell.

X